Proponen plan de acción para ampliar el acceso a la vivienda

En mayo pasado Paraguay realizó el Examen Periódico Universal (EPU), una rendición de cuentas relacionada al cumplimiento de los Derechos Humanos en el país, donde Estados miembros de la ONU hicieron varias recomendaciones para el cumplimiento de los Derechos, entre ellos los que señalan el acceso a la vivienda y hábitat adecuado.

Tras el EPU, Paraguay debe evaluar estas recomendaciones a través de diversas instituciones de gobierno y comunicar oficialmente la aceptación y compromiso sobre ellos, definiendo acciones para su implementación.

La Alianza para la Vivienda y el Hábitat Adecuado junto a la Red de Apoyo a Asentamientos, ambas nucleaciones de organizaciones de la sociedad civil, vienen acompañando el EPU hace meses. La Alianza incluso ya aportó en consenso, un documento de análisis técnico sobre la situación de viviendas en el país con recomendaciones para el plan de acción.

ACCEDER A UNA VIVIENDA ADECUADA DEBE SER PRIORIDAD

Los datos sobre vivienda en Paraguay y las actuales oportunidades de financiamiento para la vivienda son el reflejo de la débil implementación de políticas públicas en este sentido. Sin embargo, la vivienda impulsa al menos 7 Objetivos de Desarrollo Sostenible: (ODS 1: Fin de la pobreza, ODS 3: Salud y Bienestar, ODS 5: Igualdad de Género, ODS 6: Agua limpia y Saneamiento, ODS 8 Trabajo decente y Crecimiento económico, ODS 11: Ciudades y Comunidades Sostenibles, ODS 17: Alianzas para lograr los objetivos). Resulta imprescindible por lo tanto que el Estado paraguayo se aboque a invertir en ella.

La Alianza para la Vivienda y el Hábitat Adecuado y la Red de Apoyo a Asentamientos siguen realizando el seguimiento del EPU y la aceptación de las recomendaciones, remarcando la importancia de que el tema de vivienda debe ser prioritario y contar con políticas públicas fortalecidas.
A través de reuniones con referentes de diversas instituciones se destacan las 6 acciones claves que puedan generar un cambio importante en nuestro país en el acceso a viviendas adecuadas, algunas de ellas ya remarcadas en el informe del Ministro de Urbanismo y Vivienda durante la sesión del EPU. Estas recomendaciones son:

  • Operativizar la Ley de Fomento de la Vivienda y Desarrollo Urbano.
  • Impulsar la implementación de la Política Nacional de la Vivienda y el Hábitat, y la reactivación del Comité Nacional del Hábitat.
  • Promover financiamientos asequibles a familias de ingresos medio y bajos a través de estrategias coordinadas y sistemáticas entre los sectores público y privado.
  • Disponer de recursos para el fondo de garantía a familias consideradas de alto riesgo.
  • Adoptar y fortalecer políticas de mejoramiento integral de viviendas en asentamientos.
  • Prevenir los desalojos forzosos a través de la planificación urbana.

Paraguay debe definir la aceptación de las recomendaciones del EPU y avanzar en el proceso de comunicación oficial para los próximos meses. Para ello, referentes de la Alianza para la Vivienda y la Red de Apoyo a Asentamientos coordinan reuniones con representantes de diversas instituciones (MUVH, MRE, MH, BCP, AFDA, STP, MDS, MADES, DAPSAN Y MOPC) destacando la importancia del liderazgo del Estado en esta materia y reiterando su interés en colaborar para lograr soluciones definitivas en esta temática. Al menos, 7 países recomendaron al país tomar acción para garantizar el Derecho a la Vivienda y el hábitat adecuado a grupos vulnerables.