“Fabrizio y yo agradecemos a Hábitat para la Humanidad y  a las personas que están dejando todo para venir a ayudarme durante esa semana.
“Es bueno saber que vamos a tener un lugar donde nos vamos a poder refugiar y vivir, además de crear y caminar juntos”.