“Anteriormente, con mi esposa veíamos esto como algo muy lejano, ya que no contábamos con el dinero para desembolsarlo, gracias a Hábitat para la Humanidad esto fue posible”.